miércoles, 4 de julio de 2012

La vida pasa y nos olvidamos de turistiar

Después del robo del celular, la caída en las escaleras del cine, que no me levanté el domingo y casi que no salgo el lunes... caí en cuenta que lo que me pasaba no era más que la depre de está época del año cuando recuerdo que no estás.

Hoy, estoy como grifo con el empaque dañado, goteando y goteando, es que he lagrimeado porque sí y porque no. 

Hoy me olvidé de ver la vida con ojos de turista y con ganas de más. desde el miércoles me metí en el cuento de tenerme pena y no!  Pena de qué?

Tengo un gordito que me mima desde el cielo todos días y sé que todo va estar bien. Sólo ando un poco consentida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pasando por aquí