martes, 16 de abril de 2013

Maricadas

Sé que no debería sentirme así. Uno no puede obligar a que la gente lo quiera o lo aprecie, pero siente tanto el vacío cuando un gesto chiquito como no saludarte por el cumple te hace caer de una de la nube en la que vivís. Ando un poco morelia y estoy harta de andar así. Harta de las expectativas, harta de todo.


1 comentario:

  1. Eso es lo peor, pero hay que tratar de que la felicidad propia no dependa de los demás. ¡Animo!

    ResponderEliminar

Pasando por aquí