viernes, 24 de mayo de 2013

Cómo siempre divangando...

Supongo que he sido y soy una eterna adolecente y la verdad estoy un poco cansada de adolecer. Muchos me dirán que sentir dolor es una opción y quizas tengan razón, de hecho la tienen. La verdad es que no sé como dejar de preocuparme por vainas, evitar que que cosas que sé son sin aprente importancia me teminen de dañar el día.

la gente viene y va en la vida, yo que me he mudado de casa, de ciudad de trabajo con tanta frecuencia ya debría saber uqe la vida sigue y bueno la vida sigue. Esta vez me ha dado muy duro dejar pasar el hecho que de que yo relamente terminino siendo un fantasmita y que la gente con la que creí qeu habia clik pues a la hora del te, no es así.  No hay click, no hay nada.

Me frusto, me entristezco, porque seguramente soy yo la que no a aprendido las habilidades sociales necesarias para mantener esas amistades. Como buena adolecnete uno desea pertencer algun lado y de momento sinto que no pertenezco a ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pasando por aquí